Corresponsables cumple 15 años premiando la comunicación responsable

Más de 725 personas acudieron al evento, celebrado en la sede de Endesa

Corresponsables celebró durante la mañana del pasado 26 de febrero su 15 aniversario y
presentó 15 años del Anuario Corresponsables. Las alianzas y el diálogo con grupos de
interés. Lecciones aprendidas y retos de futuro, en el auditorio de Endesa en Madrid.
Durante las jornadas de la fundación, empresas, gobierno y demás entidades pusieron voz
a la sostenibilidad y el compromiso social.

El presidente editor de Corresponsables, Marcos González, y María Malaexechevarría,
directora general de sostenibilidad de Endesa, inauguraron el evento con la bienvenida a los más de 725 invitados y poniendo sobre la mesa el que, probablemente, fue el principal tema de conversación: los diálogos y las alianzas. Para ello, González pidió “dejar de lado los egoísmos e intereses particulares¨. En representación del Gobierno, Maravillas Espín, directora general de Trabajo autónomo, Economía social y RSE, ofreció el apoyo del Ministerio de Trabajo para “continuar impulsando la cultura de la responsabilidad social de las empresas¨.

Sobre la importancia de las alianzas, Elena Martínez, subdirectora general de Codespa,
trazó un triángulo de factores imprescindibles para conseguir los objetivos de desarrollo
sostenible: la responsabilidad gubernamental, el liderazgo de las compañías y la implicación de la sociedad civil. Y ese mismo primer punto quiso resaltar Ángel Fraile, director de Planificación de sostenibilidad y Gestión de grupos de interés de Endesa, quien pidió esa responsabilidad para difundir los ODS.

Tanto Martínez como Fraile destacaron la importancia de la gente en este proyecto social.
“En las empresas hay personas que quieren hacer un mundo mejor¨, afirmó la subdirectora de Codespa. Y entre ideas y proyectos, Fraile y Mauricio Domínguez-Adame, director de RSC de Heineken, profundizaron en el tema de las alianzas.

Pequeñas acciones para un gran cambio

Tras ilustrar las ideas principales, llegó el turno de mostrar los cimientos que hacen útil el
término compromiso social: las acciones, bajo el título de “buenas prácticas¨. ¿Y qué son buenas prácticas? Los ejemplos hablaron solos: dar oportunidad al talento artístico y deportivo de personas con discapacidad llenando los grandes teatros del país, en lo que trabaja el grupo SIFU y cuyo vicepresidente, Cristian Rovira, expuso.

Julie Urban, responsable de RSC de SEUR, explicó cómo en su empresa utilizan la
tecnología implantada en sus vehículos para medir la calidad del aire de Madrid calle por
calle. Hasta las viviendas y las vecindades pueden ser un motor de progreso, poniendo en
marcha economías colaborativas o creando energía propia, como expuso Josep M.
Canyelles, presidente de Edificios Positivos. Y, así, hasta nueve proyectos mostraron el
camino seguido y a seguir para hacer un mundo más sostenible.

También dieron su punto de vista grupos de interés como Forética, Fundación Seres,
Observatorio de RSC, cuyo coordinador, Orencio Vázquez, destacó la importancia de las
alianzas sectoriales para modificar ciertas pautas de comportamiento, y Red Española del
Pacto Mundial, representada por Cristina Sánchez, directora ejecutiva, quien alabó la
capacidad de la fundación para acercar los trabajos locales e internacionales.

Llegados al último tramo de las jornadas, varios actores se abrieron paso entre
conclusiones para teatralizar, con cierto toque de humor, la idea principal. La obra Todos
somos Corresponsables representó las consecuencias de una gestión empresarial
insostenible y no comprometida con los trabajadores. La escena precedió a la entrega de
reconocimientos y, tras unas cinco horas, Ramón Jáuregui, presidente de la fundación
Euroamérica, clausuró las Jornadas 2020. Por la tarde, ObservaRSE completó el evento
con dos talleres sobre comunicación responsable.